EL ESTUDIO
EL ESTUDIO

Movers y el Laboratorio de la Especulación

22 septiembre, 2014

 

destacada_post

Nadie tiene idea de cómo será el mundo en 50 años y eso es una muy buena noticia.

Eso que sientes ante la incerteza del devenir no puede ser angustia, no saber el futuro nos debe hacer sentir un vértigo apasionante, nos debe hacer sentir la inercia y la necesidad de mantener el cuerpo y la mente en movimiento.

Significa que para algo estamos, que crear, construir, pensar, proyectar, es el camino. Y aunque parezca una obviedad decirlo, por alguna razón se practica poco.

Pienso en Movers e imagino autopistas anchas, de carriles definidos, carriles que se elevan, carriles que se pierden en una bruma e invitan al suspense, carriles que especulan con ir hacia un lado y giran hacia el otro, carriles que convergen y se combinan.

Yorokobu, Revista Mongolia, Soon in Tokyo, Hugo Pibernat y Álex Posada fueron solo algunos de los invitados que diseñaron varios de esos carriles a los que me subí como un viajero primerizo y algo ruborizado, debo confesar, por compartir la lista de invitados con ellos.

Pero antes, estábamos nosotros, con un taller que comenzaba con más preguntas que respuestas: ¿Qué nos mueve? ¿Qué nos motiva? ¿Cómo será el futuro?

Y diseñamos un ejercicio por etepas y con roles para intentar responderlas (o para que surjan más preguntas)

Propusimos la observación y el análisis de la realidad como punto de partida, luego pedimos a los particpantes que especulen impunemente, que intenten proyectar en el tiempo la evolución de tendencias y hábitos actuales para intuir necesidades emergentes.

La idea central del taller era predecir posibles futuros, no el fututo, sino posibles futuros. Para intuir en ese proceso conductas y necesidades emergentes y soluciones a problemas que aun no existen. Dividimos la clase en 5 grupos para tener 5 lineas temporales paralelas.

Como resultado, obtuvimos 20 mentes en movimiento, librando diálogos y discusiones apasionadas, imaginaciones furtivas que se disputaban la razón amablemente, ideas interesantisimas que delataban una lectura de la realidad y sus posibles derivaciones que nos dejaron atónitos y felices.

¿Cómo puede ser esto una perdida de tiempo y energía?

Me sorprende que no se haga mucho más, pero no solo como una herramienta para el pensamiento estratégico de una marca sino como una manera de poscicionarnos como hacedores independientes, oráculos de ocasión si es necesario. Con el mero fin de mirar hacia adelante (o hacia los costados) y sentir que estás en casa. Que tú lo has hecho.

Aquí les dejo algunas fotos tomadas en el taller y mi receta para un saludable viaje al futuro:

1 hora de ejercicio al día
2 litros de agua
5 frutas y verduras al día
2 horas de pensamiento especulativo y crítico al día.

workshop_movers_seeway_00 workshop_movers_seeway_01 workshop_movers_seeway_02 workshop_movers_seeway_03 workshop_movers_seeway_04 workshop_movers_seeway_05 workshop_movers_seeway_06 workshop_movers_seeway_07 workshop_movers_seeway_08 workshop_movers_seeway_09